domingo, 11 de enero de 2009

CINE FÓRUM: 2001: UNA ODISEA DEL ESPACIO (2001: A space Odyssey de Stanley Kubrick, 1968)

Cuando el mundo se vio sacudido por un inicio de revolución estudiantil, por unas ideas utópicas que fomentaban el amor libre y el final de todas las guerras, cuando todo esto sucedía un genio llamado Stanley Kubrick estrenaba su obra más importante: 2001.




Con años de preparación y basada en un guión del propio director y de Arthur C. Clarke -que simultáneamente escribía la novela- la cinta resultó ser un hito en la historia del cine. 2001 cambió la ciencia- ficción y los efectos especiales ya no volvieron a ser los mismos (ganaron el oscar). Pero, aún siendo un prodigio en el género, la película es una compleja obra de arte que, una vez vista, se presta al análisis y a la interpretación subjetiva.

En 2001, Kubrick juega con el tiempo como nadie lo había hecho antes. La cinta se estructura en tres episodios de desigual duración: un corto donde unos primates, antepasados del hombre, hallan un monolito que de alguna manera les infunde inteligencia. Con ella descubren que pueden utilizar los huesos de otros animales como herramientas o armas.

El director se vale de la mayor –y mejor- elipsis de la historia (unos cuatro millones de años) para mostrarnos el resultado de la evolución del conocimiento humano: una civilización que ha sido capaz de construir una estación espacial. El punto de vista del espectador –y la Teoría de la Relatividad- provocan que, esta vez, el tiempo se detenga y la maniobra de aproximación de una nave parezca un baile al son del “Danubio Azul”, en una de las secuencias más bellas jamás filmadas.


Después de finalizar el segundo episodio, con el descubrimiento de otro monolito en La Luna y el primer contacto con seres extraterrestres, comienza la trama central donde una expedición galáctica se dirige hacia la situación de un tercer monolito. El viaje espacial es controlado por un ordenador: HAL (a estas alturas todo el mundo sabe que las siglas elegidas son un homenaje a IBM -sólo hay que cambiarlas por las letras que les siguen en el abecedario-, sin embargo Arthur C. Clarke siempre aseguró que no fue intencionada esa elección).

Kubrick vuelve a estirar y encoger el tiempo –y el espacio- a su antojo, para presentar las actividades cotidianas y dramáticas como una suerte de aplicación multidimensional fascinante. Su interés por las relaciones entre el creador y su obra son el eje de la acción: el hombre que quiere controlar a la máquina y ésta que lucha por obtener su propia identidad. El director mantuvo toda su vida esa obsesión y no pudo llevar a cabo su proyecto más ambicioso (finalmente rodado por Spielberg, y curiosamente estrenado en 2001, aunque con resultados discutibles). Lo que Kubrick esperaba era poder asignar el papel protagonista a un verdadero robot.

El conflicto entre el hombre y la computadora se resuelve de forma trágica, pero resulta paradójico cuando el espectador asiste a la conclusión del filme. En otro alarde de manipulación temporal por parte de Kubrick, el astronauta es testigo de su propio destino, a la sazón controlado por un ser de inteligencia artificial: el propio monolito.

Atendiendo a una petición de mi compañera cinéfila Vivian, hoy vamos a intentar analizar, en nuestro particular Cine Club, la última secuencia de esta obra maestra incontestable. No sé si llegaremos a una conclusión, pero de cualquier forma deberíamos tener presentes las palabras del propio Arthur C. Clarke, que dijo algo parecido a esto: “Si se entiende 2001 completamente, entonces es que hemos fallado. Lo que pretendíamos era que surgieran más preguntas que respuestas”.





Aún hipnotizados por este final tan desconcertante, vamos a mojarnos con nuestra particular interpretación: Una vez que Keir Dullea penetra en esa sobria habitación de época (otra vez con el tiempo a cuestas), sucesivos puntos de vista del propio astronauta dan paso a distintas escenas, en el mismo espacio, pero en distinta dimensión temporal. Finalmente, el último punto de vista, antes de la muerte del protagonista, corresponde al propio monolito. Él es el que parece controlar el destino de Dullea, dirige su muerte y su resurrección. Una gran paradoja: el hombre ha sido creado por un ser de inteligencia artificial. ¿Dios es un extraterrestre? La resolución del misterio de la vida y de la muerte que nos proponen Kubrick/Clarke es que la existencia forma parte de un ciclo donde el hombre se reencarna una y otra vez, controlado por una inteligencia superior...

Uff, demasiado ¿no? ¿Qué opináis vosotros?


19 comentarios:

  1. Opino que....sí, evidentemente, es demasiado. Puede que Dios sea extraterrestre. ¿Por qué a los egipcios se les ocurrió hacer pirámides complicadísimas cuando los demás terrestres sólo movían trozos de piedra?. ¿Vino un extraterrestre a inspirarles?. Hay muchas preguntas sin respuestas en nuestra historia. Para mi la escena del Danubio Azul es una maravilla, siempre es de agradecer buena música en el cine. El final es muy desalentador pero no le falta razón. Quién sabe si algún día no nos dominaran nuestras propias creaciones electrónicas, si no lo hacen ya....

    ResponderEliminar
  2. En agún sentido lo hacen ¿quién puede vivir sin móvil? ¿Y sin ordenador e internet? Mi madre lo intenta, pero no puede: para sacarse billetes para un viaje tiene que pedir que se los saque yo; los e-mail que recibe de varias personas y asociaciones me los tienen que mandar a mí y yo enviar los suyos. Las nuevas fotos de sus hijos o nietos, las ve en mi ordenador...
    Son sólo algunos ejemplos de nuestra dependencia, y eso que estos ingenios aún no piensan...

    ResponderEliminar
  3. Estoy convencida de que Kubrick tenía muy claro lo que quería contar y cómo quería contarlo, y su silencio premeditado formaba parte de su idea al rodar la película.
    Sobre el final, la primera vez que la vi me dejó entre la perplejidad y el desconcierto, no porque no entendiera el final, es que era incapaz de encontrarle un sentido. Alguien trató de explicarme su interpretación que tenía que ver con Nietzsche y su “superhombre”, sí, tenía sentido, pero no me terminaba de convencer, seguía sin verlo. Esto, unido a que Kubrick nunca quiso explicar qué era lo que quería contar exactamente con esta película, alimentó mi interés por conocer la interpretación de las diferentes personas que la han visto.
    Una de las últimas veces que la vi, me dio por pensar, por qué a todo el mundo le da por pensar que el feto es una forma evolucionada del hombre. Porque a nadie le da por pensar que lo que pasa es que al único que ha llegado a descubrir la verdad, lo aislan hasta que muere, y devuelven a la tierra un ser ignorante. Teniendo en cuenta el comportamiento de HAL, las maquinas no son precisamente hermanitas de la caridad compresivas.
    De todas maneras, posiblemente, la próxima vez que la vea, me dará por pensar otra cosa.
    Son muchos aspectos los que me fascinan de 2001, visualmente es un espectáculo que merece la pena, desde los primates hasta la famosa nave que baila al son del “Danubio Azul”, pero lo que más me gusta es que hace pensar en cosas tan dispares como el origen del hombre como tal (aquí se pasa un poco por el forro la “Teoría de la evolución”, de repente “semos” listos, pero weno, es otra teoría jeje), hasta el uso que le hemos dado a esa inteligencia (lo primero que hacemos con ella es canalizarla hacia la violencia), el sentido mismo de la vida, ¿de dónde venimos? ¿somos realmente seres independientes? En fin, para algunos una “paja mental” de Kubrick, para mí una obra maestra que hace pensar, y a mí, me gusta pensar…

    He intentado sintetizar, conste, pero es que con esta película, me pongo a escribir y no sé cuando parar jajajajaja.

    Gracias por traerla al Cine Forum Ethan.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que la evolución, para Kubrick y Clarke, parece premeditada y orquestada por una inteligencia superior que la va controlando en momentos puntuales en el tiempo (la aparición del monolito y sus consecuencias). Según este planteamiento, sin dicha intervención "divina", el hombre no habría existido nunca como tal (seríamos otra versión, probablemente más atrasada) y las teorías de un tal Darwin no serían corretas, al menos no del todo.
    Es decir, otra "paja mental"...

    ResponderEliminar
  5. Justamente es en ese sentido, Ethan, en el que va mi pregunta, si nuestra evolución es algo que depende de una inteligencia superior, que decide cuando y cómo debemos dar el salto evolutivo, puede ser que en un determinado momento decidan que esa evolución en el hombre no les conviene, o no les guste el uso que hicimos de lo que implica dotarnos de inteligencia, y lleguen a la conclusión, y perdón por el barbarismo, que es mejor involucionarnos.
    De hecho, en la historia, grandes civilizaciones desaparecieron, y todo fue un volver a empezar.
    De todas maneras, "involucionados" o "evolucionados" lo que está más o menos claro en la película, es que, alguien o algo ahí fuera tuvo que ver en este asunto.
    Por cierto, yo, no a la película, sino a los pensamientos que me despierta, los llamo mis “rayadas mentales” jajajajaja...

    ResponderEliminar
  6. Entonces, según tú, Kubrick quiere decir que los hombres, como Dullea, que se han dado cuenta de la verdad se pararán en su evolución y cuando mueran resucitarán en una especie de hombres atrasados mentalmente. Si eso es así, entonces por qué arriesgarse a mandarles el monolito, mejor seguir como hasta ese momento sin que los humanos sepan "la verdad", es decir sin que sepamos que son ellos los que nos manejan. (rayada mental 2)

    ResponderEliminar
  7. Que no, que no quería decir eso jajajajaja.
    A ver, mi pregunta era más genérica, por qué a todos os da por pensar que el feto es un paso más en la evolución, y a nadie le ha dado por pensar que también puede ser que al que descubre la verdad lo aislan hasta que muere y para que sepamos quién es el responsable aparece el monolito justo después de su muerte, weno, parece que muere (que esa es otra, parto de la base de que muere) Y luego, con el feto en el espacio la metáfora no sería que evolucionó de nuevo la especie sino una vuelta a empezar, no que nos vuelven retrasados joe, que bestia que eres jajajajajaja. (Esto dicho con cariño, que aquí como no se escucha la entonación, por un quítame esas “pajas” acabamos como el rosario de la aurora jajajajaja). El monolito no aparece cuando el feto, aparece en la habitación. Y mira que no quería usar la palabra monolito, pero no pue ser jeje.
    Pero, que no es que sea mi interpretación, sólo me dio por pensar por qué todos lo interpretan como un paso más evolutivo, que seguramente es porque es lo más coherente si se trata el tema de la evolución, pero es que a mí me gusta buscar alternativas.
    Yo todavía no tengo una interpretación propia de ese final, por eso planteé que la trajeras al Cine Forum, para ver que interpretaciones le dan otras personas.
    Ah, lo de mandarles el monolito al principio, un experimento, y a veces los experimentos no salen como uno pensaba y hay que volver a empezar. Mira que si sólo fuéramos un estudio de unas máquinas...
    Rayada mental número…. he perdido la cuenta jajajaja.

    Y ya me voy, que tengo que hacer la cena :)

    ResponderEliminar
  8. jajajaaja

    ya ya, te entiendo (glup)
    En realidad yo no creo que el feto signifique ni un superhombre ni nada, simplemente que esa especie de reencarnación es controlada por el ser superior y lo compara con el mundo en el plano final. Él controla lo individual (el feto) y lo general: El Mundo.
    (decimonona rayada...)

    ResponderEliminar
  9. No sé, yo creo que intentar explicar 2.001 es como intentar explicar un chiste, que al contarlo pierde toda la gracia. Yo también había oido el simil del feto con la idea del superhombre de Nietschze, lo que estaría un poco en consonancía con lo que decía de Ethan de si Dios es un extraterrestre.A mí esta idea me convence. Aunque creo que la magia de 2.001 está en no llegar a conclusiones categoricas, porque como el ser humano, es inabarcable. Como dice Vivian lo mejor es que con cada nuevo visionado, la película te sugiera nuevas perspectivas, nuevas dudas, nuevas respuestas. Y entretanto, disfrutar del espectáculo visual.
    Casualmente el otro día vi un trozo de la película en la autonómica (eran las 2,30 de la mañana, me había tragado previamente West Side Story y ya no podía más). La primera vez que vi esta película fue ¡¡en pantalla grande¡¡ en una filmoteca y bueno... No me enteré de nada pero la gocé un montón, visualmente es una pasada.

    ResponderEliminar
  10. Yo reconozco deberle algo al cine, ese juego que tanto me da y que tanto me gusta. Una deuda que no es otra que la de ver con talante de espectador interesado esta película.

    Uno ha leído mucho, claro está, y no desconoce los méritos que como paradigma de la historia de este arte tiene la cinta, ni tampoco el sentido metafísico que entraña el mensaje que nos transmite. Pero uno, cuando supuestamente se enfrenta a una obra magna, busca sensaciones de aquellas que, además de buenas, se conviertan con el tiempo en inolvidables, creando un poso, un rescoldo que no llegue a desapararecer del todo. Y a mí, "2001..." nunca me las ha dado, más allá de un curioso sopor que me embarga a eso de la hora y cincuenta minutos de proyección más o menos. Así que, con estas credenciales, considero injusto para el foro, meterme a teólogo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Pues sí dexter, es lo que decía Clarke, que su intención era inundarnos de preguntas y dejarnos embobados y sin respuestas. Creo que lo consiguieron...

    Raúl te esperamos en el próximo debate, para éste felices sueños (jajaja)

    ResponderEliminar
  12. Las máquinas sin duda has sido una gran ayuda para la humanidad, pero también tienen su parte de peligro, ya nos lo reflejaba chaplin en Tiempos modernos, y otros autores antes...en fin sin duda hay que tomar los avances de la ciencia con precaución.
    La peli de 2001, es bastante abstracta, personalmente me gusta bastante, aunque no es mi favorita de ciencia ficción, prefiero Blade Runner, aun así, me gusta mucho, la fotografia, musica y el planteamiento, sin duda cada vez que la veo saco nuevas interpretaciones.

    ResponderEliminar
  13. Me podíais haber preguntado, leñe. Para eso están los Computadores Algorítmicos Heurísticamente Programados... Claro que entonces la versión hispana sería algo así como CAHP 9000... Menuda crisis de identidad...

    ResponderEliminar
  14. Atikus: Es que Blade Runner daría para otra buena sesión de Cine Forum.

    Dvd:Ya estabas tardando!!!

    ResponderEliminar
  15. Vi , 2001, hazze muchos años. Vagamente, recuerdo el impazzto que me causo la peli. Seguramente era un día de invierno y yo, llevaba una trenca puesta. Seguramente, me aburrí a pesar del impazzto y de que no lo recuerdo muy bien.

    Seguramente de Nietzsche aprendí que el hombre nazze vazzío de contenidos y que la idea del mal y del bien, se la van metiendo en la cabezza como si ésta fuera una lata y los contenidos, moneditas egipzzias. Seguramente, en el transcurrir de los tiempos me faszzinó que, finalmente, alguien como él, se quedará prendido de la bella y disoluta Lou. Seguramente, me quedo con esa foto del Gran Bigotudo, cuando ya estaba en el manicomio porque era la mirada de alguien que sabía que no tenía ni idea de nada.

    Seguramente, hablando de algoritmos, me quedo con Resnais.

    Seguramente, me quede con un beso, con una tarde en el Pardo y un merengue aunque esté convenzzida de que Dios no existe.

    Seguramente, no tengo ni idea de porque he dicho todo esto, pero es lo primero que se me vino a los dedos, direzztamente de la cabezza.

    Besos para todos y un plazzer, como siempre.

    Possdata: Y ahora me viene a la cabezza, Cioran y otras historias como las de que el alma, está en el zzerebro,pero eso, que me largo…

    ResponderEliminar
  16. Seguramente a mí me gusten las mismas tres cosas, excepto que cambio una palmera de chocolate por el merengue...

    ResponderEliminar
  17. A mi '2001, una odisea del espacio' me encanta pero nunca me he planteado el significado de tanta poesía visual. Creo que el libro debe aclarar algo más, no?.
    Nunca olvidaré cuando fuí a verla en Sevilla, una reposición en verano, en el antiguo cine Alameda, con el aire acondicionado al máximo y dos amigos y yo...muertos de frío...en pleno verano, en sevilla!!!!!.
    :)
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Bien, pongamos un poco de orden en todo este barullo :P

    Existe una especie de "Inteligencia Superior" en el Universo (en este momento muchos pensarán en el concepto de Dios), quizá aquella que dio el primer empujoncito a la singularidad que desembocaría en el Big Bang, que mediante los famosos monolitos va alentando el surgimiento de la inteligencia en las distintas especies que pudieran haberse desarrollado a lo largo y ancho del Cosmos (recuérdese el episodio en que los primates descubren ese extraño bloque negro).

    Estos mismos monolitos serán los encargados de avisar, a modo de señal de alarma, y poner en conocimiento de esa "Inteligencia Superior" que una determinada especie ha logrado evolucionar lo suficiente como para crear la tecnología requerida para que -permítaseme el símil- el polluelo abandone su nido: un nuevo paso en la escala evolutiva (recuérdese el episodio del monolito descubierto en la Luna).

    David Bowman continúa su viaje a través del espacio (y el tiempo), y en un último encuentro con otro monolito, da el último salto en la evolución de la raza humana. A través de una especie de mutación biológica logra transmutarse en lo que sería algo así como una entidad, llamémosle cuasi-divina, que, desde su burbuja, nos observa desde las alturas. La "Inteligencia Superior", siempre muy considerada con los "elegidos" se encargará de prepararle un entorno amigable, relajado y familiar para que este tránsito no sea nada traumático. Los monolitos, que durante años estuvieron captando nuestras señales radioeléctricas, conocen bastante sobre nosotros y no han tenido dificultad alguna en procurarnos una agradable suite de hotel como la sala de operaciones en que tendrá lugar esta última mutación...


    Y bien, grosso modo, esto es más o menos lo que logré entresacar a través de unos cuantos revisionados de la cinta y, por supuesto, mediante la más que agradecida lectura de esa gran novela que se hizo a partir del guión original, novela que aprovecho para recomendar encarecidamente.

    La película marcó un hito en el cine de ciencia ficción, eso es indiscutible, pero en mi opinión queda innecesariamente demasiado confusa en su último tramo, lo que viene a jugar en su contra. Aun así, se encontraría en mi top five particular de SF. Peliculón.


    Saludos a tod@s.

    ResponderEliminar
  19. Muy buen resumen Kinezoe. Estoy de acuerdo en lo esencial, es decir en el control de esa inteligencia superior a base de impulsos para que el hombre evolucione en diversos momentos del tiempo. El final no lo tengo tan claro, pero también es cierto que no he leído la novela que, por lo que dices, puede aclarar esa última secuencia que estamos debatiendo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...