lunes, 7 de diciembre de 2020

CALMA TOTAL (Dead Calm de Phillip Noyce, 1989)

Si hubo un escritor de novela negra especializado en lo que se denominó blue-water noir, ese fue Charles Williams. Tampoco hay duda en afirmar que “Dead Calm” fue su relato más célebre, una obra que también se llevó a la gran pantalla. “Dead Calm” fue la base de dos películas muy diferentes: la primera dirigida por Orson Welles, que nunca llegó a estrenarse y de la que hablaremos más adelante, y la segunda realizada por el australiano Phillip Noyce. El guion de Calma total, que así se tituló en España, difería sensiblemente del ideado por Williams con el objetivo de mudar de género para pasar del noir al thriller:


El capitán de navío John Ingram (Sam Neill) y su mujer Rea (Nicole Kidman) disfrutan de una vacaciones en su goleta Saracen. En alta mar divisan al Orpheus, un bergantín en malas condiciones, medio desarbolado, con síntomas de haber pasado por una terrible experiencia. Del velero sale un bote de remos con un superviviente a bordo que dice llamarse Hughie Warriner (Billy Zane). Mientras John se dirige al Orpheus para echar un vistazo, Hughie despierta, secuestra a Rae y se hace con el mando del Saracen...

A partir de Calma total —puede ser su mejor largometraje—, Phillip Noyce se dio a conocer en todo el mundo. La cinta se vale de dos escenarios: dos barcos en los que la tensión de uno y otro va in crescendo para terminar realimentándose entre sí. Los problemas se les acumulan tanto a John, que casi se ahoga en un velero que se deshace literalmente, como a Rea, que se las tiene que ver con el demente Hughie. A sus preocupaciones se les suman las del otro por la incertidumbre de no saber lo que realmente está pasando. Lo único que les une, que les dice que aún están vivos, son el ruido de salida de radio frecuencia de un equipo de comunicaciones que no funciona, y el pequeño eco que tiembla en la pantalla del radar.   

Phillip Noyce gestiona bien los tiempos en cada una de las embarcaciones y se vale del montaje paralelo para precipitar la acción, tanto en el arranque como en la conclusión: Al principio, cuando John investiga el Orpheus y se va encontrando los cadáveres flotando en el agua, vemos la verdadera cara de Hughie que trata de salir de la cabina para secuestrar a Rae. Gracias al buen detalle de un vídeo que nos va contando lo ocurrido en el bergantín, John se hace una idea de lo que ha pasado allí y de lo que le puede suceder a su mujer en manos de ese loco. 


En la segunda secuencia en paralelo, cuando Rae ya se encuentra al timón del Saracen y se dirige hacia el Orpheus, John se aferra a un tubo metálico para respirar dentro de un compartimento totalmente anegado; mientras tanto Hughie intenta salir de nuevo de su encierro para atrapar a Rae. Es una repetición de lo anterior sólo que los papeles de cada uno ya están más que claros y se acercan a la resolución final.

Buenas ideas de Noyce, como la de recurrir a la mascota para ser colaborador involuntario de Hughie (el perro le avisa con ladridos de los movimientos de Rae, o le trae la llave del motor después de que la joven la haya arrojado al agua); igual que la de utilizar una simbología satánica que oscurezca aún más la trama. Así, los colores del bergantín (negro) con respecto al Saracen (blanco) no son nada casuales; tampoco el nombre del primero (Orpheus), ligado al inframundo, un barco con la madera tan podrida como el cargamento que lleva; o el incendio del final, cuando el velero maldito se consume en llamas para irse directamente al infierno.

Filme, por tanto, muy atractivo el de Phillip Noyce, cosa que no podemos decir —tampoco lo contrario— del intento de Orson Welles, unos años antes, cuando ni siquiera llegó a finalizar el rodaje. The Deep, ese iba a ser su título, es uno más de los proyectos inacabados de Welles del que apenas se han visto unos metros de película y algún tráiler de promoción. Aun así, todo parece indicar que había un cambio de villano, que Hughie era una víctima más del personaje interpretado por el director. El rodaje se interrumpió por la repentina muerte de Lawrence Harvey, y por falta de financiación —como siempre—, de ahí que muchas tomas se quedaran sin filmar. Daba la impresión de que la cinta se asemejaba más a El cuchillo en el agua de Roman Polanski que a La dama de Shanghai del propio Welles, de hecho, el realizador llegó a reconocer este extremo, no sin cierto tono irónico: “sí, es más de ese estilo, pero no tan exquisitamente rodado".

 

El post es un extracto corregido para la ocasión del capítulo dedicado a Calma total en mi libro: CINE Y NAVEGACIÓN. Los 7 mares en 70 películas



26 comentarios:

  1. Esto es ideal para ponerle a uno "los pelos de punta"...Pero los actores son de primera. Por cierto, creo que la actriz trabajó en algo parecido...Una tal Louis que también es secuestrada, junto a su amiga, en la lejendaria ruta 66 ¿O me equivoco?
    ---
    En otro orden. Uno de mis textos acaba de lograr Mención Honorífica en un concurso del Ecauador. Lo colgué en tigrero ¿Puedes pasar y darle un vistazo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suena esa trama, pero no recuerdo bien la película. En cualquier caso, no lo tuvo fácil Nicole Kidman para hacerse con el papel de Calma total: necesitó varias clases de navegación a vela con el objetivo de superar algunas secuencias, en especial la del último tercio del filme, aquella en la que se pone a los mandos del “Saracen” en medio de un temporal de mar y viento.
      Claro que me pasaré por el blog.
      Abrazos!

      Eliminar
  2. Recuerdo la peli de Noyce, la tensión y la sensación de indefensión en medio de la inmensa soledad del océano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, es un thriller con todas las de la ley, además la película tiene muchos elementos típicos de las películas de miedo, como los sobresaltos cada vez que Hughie sorprende a Rae (en especial el doble, y rebuscado, final), o el descubrimiento de los cadáveres del “Orpheus” por parte de John, muy reconocibles de este tipo de filmes.

      Eliminar
  3. "Calma total" es una de esas películas que, pese a haberla visto montones de veces, siempre me engancho cuando la pasan por televisión. Respecto a "The Deep" yo debo de ser de los pocos privilegiados que la han visto en pantalla grande (hace cinco años, en la Filmoteca de Catalunya, con motivo del centenario de Orson Welles): realmente, se nota que quedó inacabada. Por último, ¿qué decir de "El cuchillo en el agua"? Sólo por su excelente banda sonora, a cargo del malogrado Krzysztof Komeda, ya sería toda una joya.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De "The Deep" solo he visto una secuencia aislada y el tráiler que supongo que utilizaría Welles para conseguir financiación. "El cuchillo en el agua" es una maravilla, ya tengo un post escrito en el blog, pero pronto lo actualizaré con un extracto del capítulo correspondiente de "Cine y Navegación".
      Saludos!

      Eliminar
  4. Hola.
    Ay qué recuerdos. Vi "Calma total" cuando la estrenaron, yo era una adolescente y sé que me impactó. No he vuelto a verla(mi madre sí, a ella le gustaba mucho) y al leer la reseña me apetece, creo que ahora captaría todo mucho mejor porque la verdad es que apenas la recuerdo.
    No sabía lo del rodaje de Orson Wells, ni que se había interrumpido por falta de financiación y la muerte de Laurence Harvey,ni que se asemejaba a "El cuchillo en el agua" de Polansky.
    Muchas gracias pro la información y feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, al parecer, de las pocas imágenes disponibles, se desprende que Welles quería ser más fiel a la novela de Williams en cuanto a que los personajes de la película eran cinco en lugar de tres. Para la pareja del “Saracen”, Welles eligió a Michael Bryant y a Oja Kodar, su esposa de entonces. Para el papel de Hughie, contrató a Lawrence Harvey, mientras que Jean Moreau y él mismo se reservaban el rol de los supervivientes del “Orpheus”.
      Feliz semana!

      Eliminar
  5. Una notable película de suspense. Aunque lo que siempre me ha inquietado es que Nicole Kidman fuera pelirroja en esa época.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, jajaja, inquietante detalle. La verdad es que fue la cinta que descubrió a Nicole Kidman. Gracias a su notable actuación, Tom Cruise se fijó en ella y la llamó para acompañarle en el casting de Días de trueno (Days of Thunder, Tony Scott, 1990), casándose con ella más tarde y allanando de esa forma su carrera como actriz.
      Saludos!

      Eliminar
  6. Me estoy interesando por el noir, así que me parece desafortunado que se haya frustrado la película de Orson Welles.
    Vi la película, que por acá se conoció como Terror a bordo, con algún interés.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te advierto que como te introduzcas en el género negro, ya no sales de él. Te recomiendo, para empezar, el excelente libro de Noël Simsolo, y el de Garci.
      Saludos!

      Eliminar
  7. Hola Ethan!
    Un mas que interesante titulo y que se vuelve a ver con agrado de vez en cuando. Desconocía los datos que que nos has contado, muy interesante.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay más curiosidades acerca de esta película, como por ejemplo que el tercero en discordia, Billy Zane, da la impresión de que le cogió gusto al personaje de villano en un barco que se hunde. Al menos eso dicen dos de sus papeles posteriores: el de Titanic, que le dio la fama, y el de Survival Island (Three, Stewart Raffill, 2005), otro thriller en la línea de Calma Total, pero con la diferencia que se desarrolla en una isla desierta.
      Saludos!

      Eliminar
  8. Hola Ethan, tenemos en común la serie 2x1 en nuestras entradas, pero una diferencia sustancial. Yo siempre quedo debiendo, y la lista se va alargando conforme se va agrandando el universo.

    De todas maneras, me entretienen y me informan tus reseñas. Son un buen punto de partida para decidirse a ver los films

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena comparación: el universo se expande, también el cine, que no acaba (esperemos, porque tal como van las cosas, nunca se sabe...).
      Abrazos!!

      Eliminar
  9. Recuerdo vagamente este filme. Me encantas las historias en el mar y qué mal rodadas la mayoría de ellas. Los guionistas y directores no son gente de mar, claro. Según iba leyendo tu reseña me venía a la memoria, no esta película sino esa magnífica novela de Jack London “El lobo de mar”. Esa historia, una vez leída ya no se te olvida. Lobo Larsen: brutal, cínico e intelectual autodidacta. ¿Qué hubiera dicho este tipo a Nicole Kidman?

    Te deseo unas felices fiestas y un próspero año nuevo, querido Ethan, querido Fernando.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me la bebí hace relativamente poco la novela de London, tenía un final diferente a la película de Michael Curtiz, bastante buena, por cierto. Me imagino que Larsen le habría dicho a Kidman algo parecido a lo que le contaba a la escritora de la novela, interpretada en la película por Ida Lupino (el personaje también era distinto al de la novela).
      Que pases unas felices fiestas, Paco, un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  10. He leído sobre ese proyecto que Welles emprendió con Oja Kodar, su pareja hasta sus últimos años, uno de tantos proyectos inconclusos como "Don Quijote" o "Al otro lado del viento".
    Por entonces Billy Zane (qué se ha hecho de el?) era promocionado como "El nuevo Marlon Brando" por su parecido físico. Recuerdo la escena que dice: "Miraba sus dedos y parecían un cuadro de Picasso" "Botulismo", dice Sam Neill. Lo que no me gustó fue el final, demasiado a lo "Viernes 13". Tendría que haber acabado cuando abandonan a Hughie en una balsa.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final tampoco me encantó: muy rebuscado para el susto fácil, quizás sea de lo peor de la película. El resto es bastante interesante.
      Saludos!

      Eliminar
  11. Perdona, pero estaba confundido cuando te hablé de la lelícula. Se trata de TELMA Y LOUIS pero en ella no está esta actriz...fue que me pareció.
    ----
    Y gracias por tus comentarios en tigrero...No sabes cuánto valoro tus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya decía que me sonaba la trama. Excelente película, por otro lado.
      Es que tu literatura es muy buena, se merece esas palabras!!
      Abrazos!

      Eliminar
  12. Hola Ethan... pues aquí me tienes, lo prometido es deuda como dicen.
    Por comenzar, que interesante blog tienes, creo que podría pasarme horas aquí metida y no me aburriría seguro... sin exagerar. Con respecto a la película, creo haberla vista, aunque fue hace tanto tiempo que te mentiría si dijera que la recuerdo bien.

    Pues con tu permiso, por aquí me quedo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Alma, un placer tenerte por aquí, ojalá disfrutes y lo pases bien, espero que nos leamos por mucho tiempo.
      Besos.

      Eliminar
  13. Esta sí la vi y a medida que te leía recordaba la tensión.
    Que pases unos días con salud y felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película tiene una fase donde la tensión se vuelve casi insoportable.
      Igualmente, muchas felicidades y, sobre todo, salud!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...