lunes, 8 de septiembre de 2008

LAS AMIGAS (Le Amiche de Michelangelo Antonioni, 1955)

Hubo un tiempo, allá por los años sesenta, en que lo snob era decir que las películas de Antonioni eran todas unas obras maestras y que lo demás era un bodrio al servicio del interés comercial. Todo cambió, y en los tiempos en que vivimos si no eres de los que opina que la obra de Michelangelo Antonioni es aburrida, lenta y decididamente mala, entonces es que vas de intelectualoide falso y sin personalidad alguna. Pues bien, no debo tener personalidad porque lo cierto es que me encanta el cine de Antonioni; siempre me ha interesado y no estoy de acuerdo en que sea de minorías. El filme que vamos a comentar hoy lo demuestra: Las Amigas es una película asequible, una obra maestra que profundiza sobre las relaciones humanas.



Armado con su bisturí de cirujano experto, Antonioni disecciona cada personaje y los ordena de menor a mayor importancia: Mariella, una joven que sólo le interesa pasárselo bien sin importarle a costa de qué o de quién; Nene, una mujer casada muy superior en todos los aspectos a su marido, un fracasado y deprimido que se refugia en el engaño; Rosetta, el punto de unión entre Clelia y las demás; Momi, la líder y amoral manipuladora que se cree superior y que sólo encuentra diversión cuando surge algún conflicto –y alguna tragedia- la mayoría de las veces provocado por ella misma; y Clelia, la protagonista, el punto de vista de Antonioni, una mujer trabajadora que siendo la más lúcida de todas no deja de tener sus propias miserias cuando antepone su vida profesional a una relación amorosa.

El arranque coincide con la llegada de Clelia a Turín para abrir una tienda de modas. Pronto llega a entablar amistad con Rosetta y el resto del grupo, todas pertenecientes a un ambiente burgués y decadente, blanco perfecto para las críticas de Antonioni. El genial cineasta ataca a las amigas desde el comienzo cuando la excusa para que Clelia y Rosetta se conozcan es el fallido suicidio de la última. Aburrida de su insulsa existencia -“sólo vivo para decidir que vestido ponerme”- Rosetta ni siquiera sabe el motivo por el que se intenta quitar la vida.



Con una puesta en escena basada en largos planos, Antonioni retrata a unas mujeres que hoy nos parecen más reales, que resultan ser mucho más fuertes que sus parejas. Se sirve de ellas para proponer varios de sus temas preferidos: el “no sentido” de la vida, la soledad de cada individuo frente a la falsa camaradería y el amor no victorioso. Para subrayar sus teorías se apoya en exteriores o decorados perfectamente estudiados para la ocasión. Así, en la secuencia de la playa, presenta a los personajes tal como son, sin caretas, como desnudo es el paisaje de mar y arena; mientras que en la escena del desfile de modas, una confesión entre dos de las falsas amigas se confunde con la vida artificial de modelos y clientes.

A pesar de las críticas -y pasando por encima de ellas- películas como Las Amigas se mantienen vigentes, como corresponde a la obra de un grande del cine de todos los tiempos. No hay más que ver la influencia de Antonioni en los directores que le siguieron. Su huella se deja sentir en realizadores tan dispares como Brian de Palma o Michael Haneke; y sus largometrajes se reponen sin cesar, sirviendo de continuo aprendizaje para quien se toma el séptimo arte como es, como un arte.

Ver Ficha de Las Amigas.

11 comentarios:

  1. Antonioni es un director completamente ignorado,poco comprendido.Es difícil compartir mi entusiasmo con los demás.No hace mucho,escribí un post sobre él,y ciertamente fue el menos leído.Y mira por donde me encuentro aquí en el excelente blog de Ethan a mi amado Antonioni.Este singular y personalísimo realizador ha sido el único en la historia del cine que reincidió como nadie en los espacios vacíos del ser humano,hoy,cada vez más grande.Creo que el tiempo le dará la razón.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo creo firmemente.
    La semana pasada volví a ver "La Aventura", actualmente debe haber pocas películas tan modernas...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No es que no se pueda tocar a Antonioni, es que, dados los tiempos que corren, NO SE DEBE tocar. Se le debe estudiar como lo que es: un icono de la modernidad. Y debe sevir a próximas generaciones; y si no les sirve es que algo falla.

    ResponderEliminar
  4. Es un placer leer reseñas como esta de un director casi en el olvido actualmente. La verdad es que las modas se siguen moviendo por intereses comerciales respaldos por su correspondiente propaganda mediática... una pena, pero así es.
    No he visto "Le Amiche", pero sí otras de Antonioni y Blow-up es la que más me gustó, aunque no es un film para cualquier momento.
    Tras tu recomendación, trataré de hacerme con ella.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Fíjate, sin pecar de cultureta, soy de los que le otorgan a Antonioni la merced que creo que se merece. Sin embargo, sincero es decir, que quizá ésta sea la película que más fácilmente me ha entrado nunca de él.

    ResponderEliminar
  6. La única que he visto de Antonioni es ésta, así que, teniendo en cuenta que al parecer es la menos Antonioni de todas, no puedo opinar del director con suficiente base, sí de la película, que me gustó.
    Sobre etiquetar a la gente por sus gustos, nunca le he encontrado el sentido.
    Un gran post, a la altura de una gran película.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Yo también adoro el cine de Antonioni y no me considero una pedante cinéfila. Me gusta su transitar lento por las vidas de sus personajes, y como dices su disección de los mismos. ¡Clava los tipos! Esta película es, además , muy triste, desoladora, te deja un poso amargo por el fracaso de los humanos frente a la vida que casi siempre termina fulmonándolos.Me encantan todas las actrices pero especialmente Eleonora Rossi.
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Salud Ethan!
    El Gran Antonioni,... es un gusto saber que aun hay quien disfruta con sus peliculas.Hablemos de "las amigas" inspirada en la obra de Cesare Pavese "Tra donne sole" (1949) título tal vez mas apropiado, porque como dices, Ethan, no eran relamente amigas, eran mujeres "solas" aun las que estaban en pareja.Es 1955, época de la prosperidad de posguerra, donde la mujeres que durante la guerra quedaron solas y debieron salir a hacer frente a situaciones nuevas, cambiaron su rol,debieron asumir trabajos que deconocian y hasta entonces eran propios de hombres,algunas hasta se especializaron.Los hombres, en casi todas la peli de Antonioni de esta época, permanecen indiferentes y sin interes en entender la angustia que este nueva situcion produce en la mujer que trata de encontrar su verdadera indentidad y el papel que quiere desmpeñar en la vida.Esto es dentro de la Italia de la época, (consumismo, bonanza, para las clases medias altas).
    Por ahora nada mas. Salud!!! ya volvere por aqui.

    ResponderEliminar
  9. Bienvenido eldes!

    Interesante tu punto de vista y totalmente de acuerdo con él. Nadie como Antonioni para narrar el deambular de esas mujeres modernas, perdidas en un mundo superficial.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Descubrí a antonioni el año pñasado en un libro que me regalaron en la filmoteca de Cantabria,he visto todos los cortos que he podido conseguir y ahora estoy viendo todas sus películas.
    Me ha gustado mucho "Las amigas" pero no puedo profundizar en ellas tanto como vosotros.Me quedo con la frase de Clelia al final de la película "Trabajar es mi forma de ser mujer,de amar,de participar en la vida".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Bienvenido angeluco! Yo, sin embargo, no creo haber visto ningún corto de Antonioni así que en esto me llevas ventaja, a ver si cae alguno...

    Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...