lunes, 30 de marzo de 2020

2 X 1: “¡QUÉ ALEGRÍA DE VIVIR!” y “LOS FELINOS” (René Clément) (II)

¡Qué alegría de vivir! (Che gioia vivere, 1961)

Volvemos con René Clément después de una primera entrega en nuestra sección “dos por uno” (se puede leer aquí), lo que demuestra el interés que siempre nos ha suscitado el cine del director francés. Hoy traemos dos películas de su tercera etapa, la que arranca con una obra maestra: A pleno sol (Plein soleil, 1960).

Si tenemos que asociar esta fase crucial de la carrera del cineasta con algún nombre propio, seguramente habría que optar por el de Alain Delon. No en vano, es el actor protagonista de la citada A pleno sol, y de sus cintas posteriores, entre las que se encuentran el par que nos atañe hoy.

En la primera, ¡Qué alegría de vivir!, Delon encarna a Ulisse, un joven italiano que después de pasar por el servicio militar se queda en el paro. La búsqueda infructuosa de trabajo le conduce a la sede del partido fascista donde le dan su primera misión: infiltrarse en una imprenta anarquista. Enamorado de la hija del jefe, Ulisse reniega del partido de ultraderecha, aunque tampoco se siente a gusto entre los terroristas.



Narrada en clave de comedia y ambientada en los primeros años del fascismo, el filme de Clément tiene ritmo de cinta de enredo en casi todo el metraje, para cambiar al de aventuras en su último tercio. El centro de la acción es, por supuesto, el actor francés, que borda su registro preferido, el de joven poco fiable, descarado y mujeriego.

Menos dramática, por tanto, que la muy citada A pleno sol, la película tiene en común con esta y con las siguientes, la duplicidad del personaje que interpreta Delon cuando se hace pasar por otro hombre (en este caso por un famoso anarquista) mientras intenta conseguir el amor de su vida. En el ínterin tratará de desbaratar los planes de unos y otros, fascistas y anarquistas, y de paso lograr que la “feria de la paz”, un evento internacional que quiere superar la tragedia de la Gran Guerra, llegue a buen puerto.




Los felinos (Les, félins, 1964)

En la siguiente colaboración entre René Clément y Alain Delon las cosas no son muy diferentes: la estrella gala es de nuevo un joven arribista, en este caso mucho más cercano al de A pleno sol, por el tono de la cinta y por la ambientación en la Riviera.  

El personaje interpretado por Delon se vuelve a introducir de incógnito, esta vez en una especie de asilo, cuyos benefactores creen que es un indigente más, cuando en realidad es un jugador profesional que huye de un gánster. Contratado como chófer por una pareja de mujeres de la alta sociedad (tía y sobrina), pronto comprobará que sus salvadoras esconden un terrible secreto.

Nada nuevo en cuanto al registro del actor francés, aunque sí un cambio en la historia que por momentos se torna de comedia en thriller; de cinta de acción en filme de suspense donde nada ni nadie es lo que parece. Las personalidades de nuevo se desdoblan ––no solo la del protagonista––. Los espejos que Clément utiliza con profusión no son en absoluto gratuitos; tampoco los pasadizos secretos, los gatos negros y las amenazantes esculturas y figuras de porcelana.



Es decir, un argumento más propio de Claude Chabrol que de Hitchcock, aunque tenga elementos de ambos. Algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que el guionista y autor de la idea original es el conocido novelista Charles Williams. Escritor muy adaptado en largometrajes de cine negro y de intriga.

En cualquier caso, temas muy afines a René Clément, como ya hemos visto; y personajes, como el de Alain Delon en las dos películas que hemos comentado, que, por cierto, ya se veían venir si tenemos en cuenta cintas pretéritas de Clément: a saber, Monsieur Ripois (1954), con Gérard Philipe como antecedente más que claro de Delon; o antes incluso si nos fijamos en Le château de verre (1950), donde Jean Marais gestionaba el mismo registro de joven embaucador, pero a la vez enamoradizo.


18 comentarios:

  1. ¡Hola, Ethan!
    No he visto las pelis. Pero apuntadas guedan.
    Espero que estés bien.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy bien, acabo de llegar de hacer la compra y parecía que me encontraba en una película de ciencia ficción. En fin, hay que aguantar. Saludos, amiga!!

      Eliminar
  2. Dos buenas propuestas de entretenimiento garantizado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, las películas de Clément tienen calidad, pero sin abandonar el entretenimiento, cosa que algún director contemporáneo de la nouvelle vague no supo ver.

      Eliminar
  3. Que tal Ethan!
    Ante todo espero que estés bien, la situación se ha ido complicando y de que manera.
    En cuanto a las peliculas, "Les Felins" precisamente la vi no hace mucho y me pareció muy interesante, me anoto la otra.
    De un tiempo a esta parte he vuelto a redescubrir a Delon, no solo era una cara bonita (por cierto, es muy parecido a Manolo Otero...), era muy buen actor.
    Pues nada, a cuidarse y paciencia, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy bien, pero hay que tener cuidado y permanecer el máximo tiempo posible en casa, es la única manera de acabar con esta pandemia.
      En realidad son películas diferentes a pesar de ser del mismo director, de contar con el mismo actor y de algunos elementos en común. No tengo preferencia por ninguna de las dos, amabas son interesantes. Saludos y ten mucho cuidado!!

      Eliminar
  4. Caray...¿Será que la película esa del anarquista -fascista está en español?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la he visto en versión original subtitulada, es una coproducción italo-francesa con actores franceses, pero también italianos como los conocidos Paolo Stoppa, Ugo Tognazzi y Gino Cervi.

      Eliminar
  5. Hola, Fernando:

    No he visto "¡Qué alegría de vivir!", pero sí "Los felinos", que en su día ya comenté en mi blog

    http://cinefiliasantmiquel.blogspot.com/2017/08/los-felinos-1964.html

    Independientemente de sus méritos cinematográficos (que algunos se atreven a poner en tela de juicio), lo que está claro es que el glamur de los intérpretes que encabezan el reparto ya es motivo más que de sobras para tenerla en consideración.

    Un abrazo,
    Juan

    ResponderEliminar
  6. Muy buena tu reseña, acabo de leerla, y totalmente de acuerdo. Como diría Terenci Moix, aquellos dictatorzuelos de la Nouvelle Vague qué daño hicieron a los realizadores que no seguían sus consignas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. La primera la vi hace años, recuerdo que también aparecían Ugo Tognazzi y Gino Cervi, el inolvidable alcalde comunista de la serie Don Camilo. Me apunto "Les fèlins",
    Ayer vi otra producción más reciente de Delon que me gustó mucho: "Monsieur Klein".
    Saludos, Ethan.
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a los actores italianos los he nombrado un par de comentarios más arriba. "Monsieur Klein" es una película muy buena, la verdad es que si se revisa la carrera de Alain Delon hay un buen ramillete de grandes películas.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Bien, dos más para sumar a la bolsa de deudas del FrodoBlog para con Ethan
    Abrazo gigante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas deudas son las mejores, cumplirlas te aseguran entretenimiento, bueno al menos eso espero.
      Abrazos!!

      Eliminar
  9. Tomo nota de tus recomendaciones. De René Clément he visto alguna de las más conocidas pero no estas dos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me parece un director más que interesante, con obras superlativas como la citada "A pleno sol" o la premiada "Juegos prohibidos", que seguro que son algunas de las que has visto.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Hola,
    ¡Qué gloria vivir! la vi hace muchísimos años, lo que más me llamó la atención fue que se llevaban presos a la gente "por si acaso", quien me iba a decir que años después en mi tierra natal sacaran una ley "pre delictiva" tal parece que se copiaron de aquí.
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cinta está narrada en clave de comedia, pero tiene un trasfondo de crítica bastante ácido. Solo hay que ver esos fascistas, los anarquistas o la especie de feria de la paz; todo caricaturizado al máximo.
      Saludos, Lola, y a cuidarse toca!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...