miércoles, 7 de noviembre de 2012

RECOLETOS ARRIBA Y ABAJO (Pablo Llorca, 2012)


Nuestro empeño, en esta edición del festival de cine de Sevilla, de ver las películas españolas que participan en la sección Oficial nos ha llevado a asistir al estreno en pase de prensa de Recoletos, la nueva película del artesano Pablo Llorca.

Y decimos artesano en su acepción más literal, por lo primitivo de su cine, en formato vídeo, una especie de serie B a la española que elogiamos por su atrevimiento, pero que no tiene la suficiente calidad técnica para presentarse a un festival de este porte. No por el formato, si no por las interpretaciones forzadas (alguno se libra), la imagen casera o la evidente deficiencia del sonido.

A pesar de estos inconvenientes, nos pondremos del lado de la organización del certamen e intentaremos enjuiciar una película que quiere ser un drama, pero que roza la comedia, y que, por tanto, desconcierta al público sin terminar de cuajar en ninguno de los dos géneros para, finalmente, rematar con un mensaje político-social.


Y es que la pintada de la escena final —“PPSOE, no les votes”— y la pegatina que luce una joven perteneciente al movimiento de los “indignados” nos da una pista de por dónde van los tiros. El estar en contra de la alternancia política y del bipartidismo, la idea de que ambas formaciones son igual de odiosas, puede ser el fondo de este largometraje cuando los protagonistas principales son de distinta clase social y de diferente condición política: Jaime, un antiguo militante de izquierdas (el vecino que vive “arriba”) y el nuevo portero del bloque (el de “abajo”). Ambos personajes tienen un asunto pendiente que se remonta a más de treinta años atrás cuando el segundo pertenecía al régimen opresor franquista y torturó al primero.

Si el portero facha es rechazable no sólo por su pasado, si no también por sus trapicheos del presente y por no dudar en usar el chantaje para poder llevarlos a cabo, Jaime no lo es menos por las continuas mentiras a su familia, por llevar una doble vida como amante de una vecina del bloque y por aceptar ser el presidente de una empresa nacida de la corrupción y el pelotazo. Las ideologías para Jaime son cosas del pasado y ahora, en el presente, sólo parecen usarse como bromas entre compañeros, sin ningún significado. En su trabajo, ser “rojo” o “facha” es lo mismo, igual que ser de uno u otro equipo de fútbol; un falso, absurdo e inútil maniqueísmo.  
La trama, como decimos, oscila entre el drama y la comedia. El drama de una familia a punto de la desintegración y de una relación abocada al fracaso; y la comedia provocada por algunas situaciones absurdas y ciertos diálogos graciosos. Quizás lo mejor sea esta segunda cara de la película de Llorca, la que arranca las sonrisas del público, y hasta las carcajadas, pero también la que nos lleva a preguntarnos si era esa la verdadera intención del director. Una duda ésta que es un síntoma  inequívoco de que algo falla.






14 comentarios:

  1. Sin duda, mejor quedarse con el lado cómico porque el tema político, visto de ese modo, ya está muy manido en el cine español, no? Un abrazo, Ethan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que lo se salva de la película son algunos golpes graciosos y la interpretación de Cesáreo Estébanez.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Gracias Ethan por ofrecernos calentita la crónica del Festival y aquellas pelis que puedan destacar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final no pude ir a ver "Royal Affaire", demasiadas cosas a la vez...

      Eliminar
  3. Pues la verdad, gracias por la crítica..pero una peli así me produce bastante hastío. No sé de donde viene esa afición del cine español de amoldar la realidad a su mensaje (que suele ser astante tosco además) en vez de mostrar lo que hay. Una historia no funciona si la maleas para que encaje en tus parámetros mentales, necesitas un conflicto potente, supongo...y por lo que dices, aquí no lo hay.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo estar más de acuerdo contigo.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. No conocía de nada este filme y lo has puesto tan feo que poco atrae, pero también no soy muy participe del cine político, que he tenido mi etapa con todos los hombres del presidente y hasta leí el libro entero que cuando veo algo similar me da una pereza horrible. Si un filme dramático o político causa risa es que definitivamente no es bueno. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tiene difícil para distribuirse, ya veremos. No es un filme político al uso, pero sí que usa el mensaje político tal como dice Explorador.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Bueno, Ethan. La verdad, que te has marcado unas crónicas para enmarcar. Se agradece tu trabajo. Pues, así uno se pone al día de film más complejos y difíciles de visionar en las multisalas. Qué el festival de Sevilla siga por la buena senda, trayéndonos buen cine como hasta ahora. Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos imposibles de ver de otra forma, ni siquiera buscándolos por la red.
      Un placer contarlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Es una película claramente de serie B y hay que tomársela como tal, pero que esté en la Sección Oficial ha desentonado mucho porque el público hemos querido tomárnosla en serio y muchas veces nos ha producido risa, porque no esperábamos algo así.

    La esposa del protagonista parece casi su madre y su interpreteación deja mucho que desear, pero es que no es otra que Beatriz Pécker, periodista; algo similar pasa con José Ramón Rey.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Yo he querido enjuiciarla teniendo en cuenta su procedencia a la serie B. Lo de Beatriz Pécker también es cierto, muy poco adecuada al papel que representa.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Creo que no estoy para ver películas de estas: cuando pasen unos años y la memoria engañe al recuerdo y veamos de otro modo aquellos días negros. Ahora sólo apetece escapar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, no es muy apetecible. Yo la he visto por lo que ya he contado de mi empeño en ver la representación española en el festival, porque otros años he pasado un poco del cine patrio. Pero la decepción ha sido enorme y lo malo es que por culpa de ver estas pelis me he perdido otras más interesantes.
      Saludos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...